MERIDIANOS Y ACUPUNTURA

9 enero, 2013
By

Los Meridianos son elementos de conexión en forma longitudinal que enlazan entre sí las distintas capas que dividen el cuerpo humano, desde la más externa: la piel, pasando por los tejidos, siguiendo por los músculos, los huesos y llegando a la más interna, los órganos. Estas capas, a su vez, están divididas en dos niveles: el Yin o profundo, que encasillaría a huesos y órganos, y el Yang o superficial, que encasillaría a la piel, tejidos y músculos. Estos niveles trabajan como líneas de conexión entre las distintas frecuencias energéticas Yin y Yang.

Cuando se tratan los meridianos con acupuntura o dígitopuntura, no sólo vamos a tratar las capas externas e internas del cuerpo, también se tratarán el cuerpo astral y el mental, lo que a su vez, hará que nuestro cuerpo vibre en sintonía con nuestro planeta Tierra. El objetivo final del tratamiento de los Meridianos es la realineación de las diferentes capas a distintos niveles. Cuando esto sucede, nos realineamos con la frecuencia de todo cuanto nos rodea, y alcanzamos la sintonía con nuestra madre Tierra. En este proceso, nuestra mente se reajusta para poder resonar en consonancia con el universo y alcanzar una vibración armónica.

Cada meridiano es único, y tiene conexión con un país en concreto, con una persona en especial, con un lugar en particular, y cada uno de nosotros, tiene una resonancia específica con un determinado planeta o lugar en la Tierra. Esto es debido a nuestras vivencias en esos lugares, en otros tiempos o vidas paralelas. Cada uno de nosotros deberíamos profundizar en el funcionamiento del cuerpo y la mente humana, intentando integrar la mente, el cuerpo y la energía con nuestro planeta, con el pasado, con el futuro, CON TODO.

Los puntos de acupuntura o dígitopuntura no son sólo puntos dentro de un meridiano, son el equilibrio entre capas, son lo que, a su vez, nos hace estar en equilibrio con el universo. Si los meridianos están completamente equilibrados, nuestra existencia cobrará sentido para que hasta los hechos más difíciles tengan algún sentido, ya que todos los acontecimientos, a lo largo de nuestra vida, nos ayudan de una manera u otra a alinearnos correctamente. Cuando por alguna razón, este hilo de conexión se rompe entre los meridianos, nuestro lado racional no ve desaparecer la conexión etérea de nuestro planeta, en cambio, nuestro lado físico sí, nota las dolencias que los meridianos nos hacen llegar, como un grito que pide ayuda para esa conexión que se debilita o termina siendo inexistente. Veamos, a continuación, una imagen donde se representan los doce canales principales del sistema de meridianos.

Cuando percibimos dolor, tenemos que profundizar más e indagar en nuestro interior para descubrir de qué nos estamos desconectando. Nuestro deber es mantenernos conectados, ya que nuestro sufrimiento es el dolor de nuestros allegados.

Walt Whitman, poeta, ensayista, periodista y humanista estadounidense dijo:

“No se puede arrancar el pétalo de una flor sin hacer temblar a una estrella”.

Beatriz Vidal Cortijo es quiromasajista especializada en digito-puntura y masaje thailandes, Maestra Reiki y escritora. Beatriz es la autora de la novela "Visiones de un destino". Ésta es una novela conmovedora, escrita con un estilo fluido, ágil y verosímil, cuyos ingredientes son intriga, aventura y erotismo.
Beatriz Vidal Cortijo
Ver todos los artículos de Beatriz Vidal Cortijo
Conocer más sobre Beatriz

  • Estadísticas

    • Visitas hoy: 100
    • Yesterday Visit: 128
    • Total de visitas: 550098